Eric Fco. Díaz Serrano

Tipilambi

Capítulo V. Deparando al Voyageur

viene del Capítulo IV. Los maes.


Capítulo V. Deparando al Voyageur

Pero... Qué niños tan preguntones !
Claro que el disco era de oro,
desde luego que los niños
que dejaron en él sus voces ahí grabadas
ya no vivían, no existían...
y los paisajes de la tierra filmados y grabados
en el disco tampoco eran ahora iguales
mas, seguían siendo similares.

En verdad me eran agradables sus preguntas,
me parecía que mis respuestas se sobreentendían,
que eran obvias, pero al poco tiempo de haber
salido del planeta fui comprendiendo
que eran obvias para mi,
pero que no podían serlo para ellos.

El asunto se me tornó más complicado
cuando en la Estación Espacial se nos unió ella,
Millennia. Esto porque, a partir de entonces
me sentía como "ametrallado" con sus preguntas.

Ante tal acoso, tomé la resolución de entretenerlos
con mis puntos de vista, decidido a ofrecer
y darles aquella información que me parecíó
necesitaban y de paso ayudaría a hacer un poco más
placentero nuestro viaje.

Mi trabajo consistía en alcanzar al Voyageur,
debía ponerle a Viajero la última Amiga;
aquella que le permitiría alcanzar las mayores
velocidades que hasta el momento
la ciencia poseía.

Como sus preguntas me hacían ir y venir del presente
al pasado o bien al futuro inmediato,
decidí explicarles todo empezando por el principio;
aunque despues me dejó de importar la secuencia
pues era más importante atender a sus preguntas
que llevarlos por el hilo conductor de un cuento.

Millenia inquiría por los alcances
del mundo griego en la antigüedad.
Deseaba le mostrara la senda que va
de la alegoría al mito.

Aún en el no haber -recuerdo les decía
un poco más allá de haber sobrepasado
la órbita del planeta Saturno-
sólo el Caos existía según la alegoría
de los antiguos griegos.

Para lo griegos el amor por la belleza
y naturaleza humana ceñían ciencia y voluptuosidades
como haberes propios del genero humano. Así,
le sobrevino a Caos entonces
el deseo de procrear (Eros primitivo)
y en explosivo orgasmo
apareció Gea, la tierra y, con ella
su magma, el magma de Tártaro
rodeado de las tinieblas
subterráneas de Erebo.
y por encima de todos, la Noche.

Entonces Noche copuló con Erebo
y dieron vida a Día, Eter y Némesis.

Día fue entonces La brillantez del mundo.
Eter el aire superior; y Némesis
quien castigaría el orgullo del humano,
que posteriormente sería creado.

Para que la cubriese,
a Gea (la tierra) le sobrevino,
desde su propia entraña, Urano.
Y luego el cielo (Urano)
la cubrió por completo
hasta el Ponto (la mar).

De la cópula de Gea con Urano
nacieron los titanes y las titánides:
Oceano, Ceo, Crio, Hiperión,
Japeto, Theia, Rhea, Temis, Mnemosine,
Febe, Tetis y Cronos (el tiempo).

Gea parió tambien a los tres Cíclopes,
Brontes, Estéropes y Arges que fueron el trueno,
el relámpago y la brillantez del relámpago.

Por último, Gea parió tres monstruos
con cien manos cada uno,
los Hecatónquiros, llamados
Coto, Briareo y Giges
que se multiplicaron entre ellos por miles
y fueron estos los primeros animales
y los primeros homínidos.

Entonces el cielo (Urano) horrorizado,
los extravió por las entrañas del mundo.

Como Urano había extraviado
a los monstruos en las extrañas del mundo,
a la madre Tierra (Gea)
no le pareció esto un buen acto
y optó por cercenar a los cielos (Urano).

Convenció a Cronos (el tiempo), para castrar
a su padre (los cielos - Urano)
y así Cronos se hizo absoluto en el poder.

Lo que significa -preguntó Millenia-
que toda realización humana se concreta
a traves del tiempo, luego de vencer obstáculos?

- Pues claro -le dijo Scámpolo-
Eso lo sabe cualquiera.

- Bueno -reparó Millenia-
es algo así como una pregunta afirmativa.

Haciendo caso omiso proseguí:
De la herida de Urano salieron los gigantes,
las nifas y a Las Furias,
y al caer sus genitales al ponto (la mar)
se convirtieron en la espuma blanca
de la que nació Afrodita (el amor).

-Lo que significa -agregó Primptemps-
que en todo está inmerso el amor, la poética
y las sensibilidades humanas ?

-Pues sí -repondí- pero en esta alegoría
que después se convertiría en mito,
Cronos se apareó con la Titánide Rea,
y nacieron Posidón, Hades, Hera, Démeter y Hestia.
Pero el tiempo (Cronos) todo se lo tragaba,
hasta a sus hijos y así seguía siendo absoluto.

Y lo fue hasta que nació
la más clara inteligencia (Zeus)
que, gracias a la astucia de su madre Rea,
lo escondió para que el tiempo no se lo tragara y,
haciendo caso omiso del tiempo (de Cronos),
pudieron rescatar desde las mismas entrañas del tiempo,
a Posidón, Hades, Hera, Démeter y Hestia.

Entonces la inteligencia humana (Zeus)
se apoderó de todo y llegó a desarrollarse aún más
al nacer, de la propia cabeza de Zeus, Atenea
la que además hereda la astucia de su madre.

-Ingeniosa la alegoría griega, ¿ y cómo llegó
a hacerse mítica ? -preguntó Millenia, a lo que
Scámpolo respondió inmediatamente- Sencillo:
Basta entender que ante la ausencia de conocimiento
de los individuos que posteriormente nacieron,
fue más sencillo creer en divinidades abstractas
e incomprensibles regidas por fe mística y religiosa
para que personas sin escrúpulos se aprovecharan
de los ingenuos.

Algo así como -continuó- los campos magnéticos
planetarios que se generan por el flujo de materiales
conductores eléctricos en lo profundo del planeta,
como el caso del magma del planeta tierra;
de ahí que los polos de los campos magnéticos
están cerca del polo rotacional del planeta
porque las corrientes tienden a asociarse
o a formarse por la rotación del planeta.

Je je; Todos sonrieron ante tal sutileza técnica.

Pero bueno -acotó Primptms- Dinos algo sobre Voyager,
sobre Viajero. Entendemos nuestra misión o más bien,
tu misión, porque la nuestra es estar presentes
en la celebración que se prepara en Sirio.

Bueno -me pareció oportuna la acotación de Primptemps
y continué diciéndoles- eso sucede en planetas como Tierra
Jupiter, Saturno o Mercurio; pero no así en Urano.

Ocho años después de su lanzamiento
Viajero confirmó en el planeta Urano,
la presencia de un campo magnético diferente,
pues los polos magnéticos estan
cerca del ecuador del planeta.

Y mientras fuimos hablando sobre los más diferentes
tópicos del acontecer de la humanidad en un ir y venir
de aquí a allá, las preguntas fueron cediendo
ante la observación del panorama espacial
que nos mostraba al planeta Urano;
puntudo hacia los lados porque su campo magnético
no proviene del su centro. Vimos en nuestros
sensores conmutables de la nave, como el viento solar
hace en Urano una cola espiral hacia el espacio.
Vimos irradiar grandes cantidades de luz ultravioleta
(que nosotros llamamos luz dia) y al pasar
sobre el ecuador de Urano fijamos la atención
en las cinco lunas mayores. Pequeñas y frías
como en Overón; mundos antiguos de roca y hielo
golpeados por escombro cósmico.

En aquel panorama me pareció estar haciendo el papel
de un "dealer" turístico explicándoles, mientras veían
en Ariel y Titania las fallas y grietas.
Pero en Miranda pude hacer un reencuentro
con la alegoría de los griegos porque aquí,
en Miranda, es como si todos los exóticos paisajes
estubieran amontonados.

Si las colisiones han jugado un importante papel
en el sostenimiento del sistema solar,
observar a Miranda es como ver bellísima historia
no escrita y que no es necesario escribirla
porque está ahí, a los ojos de todos.

Entonces, luego del éxtasis visual, sentí otra vez
sus preguntas ametrallantes:

Despacio, despacio les dije: Miranda primero fue
una pequeña, humeda y gélida luna. Luego,
en una colisión con otro cuerpo celeste
de tamaño similar o mayor,
hizo que ambos cuerpos se despedazaran
y que las fracciones giraran en órbita
alrededor de Urano y, con el paso del tiempo
se volvieron a juntar.

Es decir -interrumpió Millenia- unirse por gravedad
hasta formar esta luna que ofrece esa gama extraordinaria
de antiguedad y rejuvenecimiento, con esos pedazos
chicos o grandes, rocosos o de hielo.

Correcto -agregó Scampolo- con esa propia
y particular formación tras la catástrofe.

Hielo fundido que emerge a la superficie
-añadió Primtemps- dándonos esa unión en donde
lo viejo y lo nuevo producen rejuvenecimiento exótico.

Comprenderán entonces que en esta corta travesía
estos niños se me fueron haciendo grandes
ante mis propios ojos. Ahora el que ponía atención era yo.

Porque en la medida en que aquel corto viaje
fue transcurriendo, me maravillaba la velocidad
con que esos chicos aprendían.

Desde luego que yo conocía del camino
pues muchas veces había hecho el recorrido
entre Tierra y Sirio.
Algunas veces en naves espaciales
de menor tecnología a esta belleza
pluriautomatizada en la que ahora viajábamos,
pero nunca había viajado con niños.

Mi misión como se recuerda, era empotrar
la última tecnología Amiga al Voyager,
asunto que haría en umo o dos minutos.
Pero también me habían asignado llevar
a estos niños hasta Sirio para que estuvieran
presentes en la gran celebración.

Es presisamente eso, el hecho de haber
viajado con estos niños lo que me ha hecho
escribir sobre esta inolvidable aventura.
Que no es ninguna aventura si se toma en cuenta
que esta nave esta totalmente programada
hasta su destino final: Tierra-Sirio-Tierra.
Me refiero a la aventura maravillosa
de compartir un lapso de vida con estos niños;
de ser su compañero de viaje. Por eso fue, que cuando tuvimos a la vista Neptuno,
recordé a Colón, su audacia y padecimientos.

Y es que Neptuno, con su distintivo de esa mancha gigante
que le caracteriza, con esa poca luz que hasta aquí llega
proveniente del sol, (es la mitad de la luz que recibe
la tierra), es tambien el planeta más movido del sistema.
Si Colón -les decía- hubiera tenido estos vientos,
que se desplazan a mas de 400 millas por hora,
hubiera cruzado el Atlántico en unas pocas horas.

Como no hay continentes ni océanos,
no existe nada con que los vientos tropiecen.
Al haber poca fricción es esta una atmosfera sin turbulencias.
Y como sin friccion no hay turbulencia,
la inmensa mancha se mueve como si fuera un gran péndulo.

Mientras veíamos como abstraídos la mancha,
continué diciendoles:

Una tormenta violenta en un mundo frío y sin sol.
Rugientes vientos que desafian nuestra lógica
y humillan el intecto.

Desde aquí voyager mandó exhubentante material
que aún mantiene a muchos científicos ocupados investigando.
-Aún hoy ? -me increparon. Primptemps incluso
soltó una carcajada de incrédula-

-ajá... aun hoy -respondí-

Y se los expliqué al llegar a Tritón,
la luna más grande de Neptuno
y una de las tres lunas de nuestro sistema solar
que posee atmósfera permanente.

Y es que, viejero envió dos juegos de imágenes
que aun hoy cautivan a los científicos,
propiamente a los científicos historiadores.

Esto es porque hay un juego de imágenes
que el Voyageur las tomó desde un ángulo
y el otro juego, las tomó desde otro ángulo.
Fueron en estas imágenes las que descubrieron
los géiseres activos de tritón.

Hasta aquí mi explicación la entendieron bien.
Pero luego me adentré en esta observación:
Estos géiseres que estamos viendo
son gigantes penachos de gas, elevándose
desde un campo de nitrógeno congelado
en esa superficie de Tritón;
y el proceso en que el calor interactua,
produce una rápida evaporación del nitrógeno
y esto hace que el gas fluya a depósitos
bajo la superficie como un gigantesco campo de gas;
y el gas que viene emergiendo,
que calienta el nitrógeno congelado,
está a una mayor presión que el gas nitrógeno
que esta en la atmosfera.
Así que, cuando se rompe el depósito,
el gas se escapa hacia al viento y lleva consigo
partículas finas de material carbón, casi polvo.
por lo que este polvo es esparcido
sobre la superficie de esta luna.
Y ustedes saben lo que significa
tener aquí carbón...

Claro, todos se quedaron viéndome como diciendo:
y eso qué, debe ser muy interesante
pero no hemos entendido nada.
Entonces me di cuenta que los había sobreevaluado.
En el corto viaje los vi crecer tan aprisa
que llegué a creer que ya poseían basto conocimiento
o más bien, dicho de otra forma, creí estarme dirigiendo
a jóvenes adultos prospectos hacia la carrera espacial.
Por ese momento olvidé que eran niños.
Los niños que debía acompañar para los festejos
que habrían de celebrarse en Sirio
con motivo de la llegada del Voyager
que yo debía "acelerar"
en cumplimiento de mi trabajo.

Entonces, luego de sonreirles (creo que no sólo a ellos
sino tambien al mismo niño que llevo dentro) les dije:

Estamos en el mismo borde del sistema solar.
Tritón fue el que ofreció para la humanidad,
el clima más favorable para lo que fue la gran gira.

Cuando Viajero llegó hasta este lugar,
habia cumplido una odisea de 12 años
y cuatro billones de millas recorridas.

¿ Doce años ? -dijo con asombro Scámpolo.
Doce años era demasiado para ellos pues,
representaba toda su vida-

Hice un esbozo de sonrisa y continué:
Fue desde aquí, o un poco más allá,
cuando viajero tomó la primera fotografía
de nuestro sistema solar.

La tierra parecía como un pequeño punto luminoso
y basta con observarla para mirar atrás a nuestro planeta;
a la humanidad que va hasta donde sus sueños alcanzan.
Hoy los hombres y mujeres de viajero celebran este gran logro.

Y la gran celebración es en Sirio, en donde ustedes
van a recibir al Viajero, al Voyageur.

Cuando instale la nueva tecnología Amiga al Voyayer,
este viajero podrá aumentar su velocidad. Tanto que,
nos adelantaremos una o dos horas. Justo para llegar
a Sirio antes, y recibirlo con todos los honores
que merecen aquellos, nuestros viejos ingenieros
que le diseñaron y reprogramaron.

Porque Viajero, nuestro Voyayer, no fue diseñado
para ir mas allá de Saturno.
Uno de los más grandes logros
es que fue reparado en el espacio,
desde la tierra, por lo ingenieros,
sin otra herramienta que las señales de radio.

Ellos reprogramaron el computador,
rediseñaron el sistema que mantiene la alineación en su punto
y fue en aquel entonces, la máxima realización humana.

Ahora continúa en dirección a Sirio,
la estrella mas brillante en el cielo.

Hasta antes de nosotros niños,
hasta antes de ustedes y yo,
Viajero no se acercará a Sirio en 299 mil años.
Pero va hacia allá.
Y estamos en este momento a punto de alcanzarlo.
Ya está a la vista en los sensores de la nave.

El Voyager nos mostró el camino
y sigue mirando entre las estrellas;
con rumbo definido que fuera calculado
desde antes de que ustedes y yo naciéramos.

Todos los viajeros que van o vienen de Sirio
siempre le saludan y le ven con cariño.
Creo que es por su extraordinaria lentitud.
Pero dentro de unos momentos ya no será así.

-¿ Y luego qué ? -pregunto Millenia-
¿ Será llevado a un museo ?
¿ Acaso no es el espacio su mejor museo ?
Yo he de proponer -dijo Printemps-
que se le devuelva de nuevo a la tierra.
Y yo -dijo Scámpolo- que sea devuelto a la tierra
en su velocidad original.
Creo que sí -les dije- Ustedes pueden proponer eso,
me parece que este es el mejor momento,
considerando que tendrán que decir en Sirio
cada uno su discurso.

Cuanto tuvimos al alcance de nuestros ojos al Viajero,
a ese Voyager de sueños, a ese Voyageur
al alcance de nuestras manos, recordamos que,
atornillado a uno de sus lados está un disco dorado.
En él hay un mensaje de la humanidad,
a la inteligencia extraterrestre. Dice:

"Este es un regalo de un pequeño y distante mundo.
Una muestra de nuestros sonidos, nuestra ciencia,
nuestras imágenes, nuestra música,
nuestros pensamientos y nuestros sentimientos.

Estamos intentando sobrevivir a nuestro tiempo,
de tal manera que podamos compartirlo con ustedes.
Esperamos que algún dia, habiendo resuelto
los problemas que enfrentamos,
seamos parte de la comunidad
de las civilizaciones galácticas.
Este registro representa nuestra esperanza
y nuestra determinación y buena fe
en un extenso y respetable universo".
Lleva un Hola ! grabado en todos los idiomas
por muchos niños del planeta tierra.

Ahhhhhh ! Ahora entiendo... -dijo Millenia-
Ahora entiendo porqué es que yo voy a dar
la bienvenida al Voyageur diciendo:

Hola Viajero, te decimos de parte
de todos los niños del Planeta Tierra !
Porque no me explicaron eso en Tierra ?
Porqué no nos explicaron todo cuanto tu nos has dicho ?

Es que... -respondí- los humanos adultos
se encuentran enfrascados en resolver los problemas
que la cotidianeidad exige y, sólo cuando nos
adentramos en el espacio exterior allende
a nuestras propias vidas, nos acordamos del esparcimiento
que significa compartir nuestras vidas con los niños.


Diciendo esto, me apresté a colocar
la tecnología para acelerar al viajero,
justo al mismo tiempo en que vimos
pasar una nave en sentido contrario;
la conducía un anciano que con sonrisa diáfana
nos dio su saludo, llevaba sobre su cabeza
un capuchón negro con una luna
en menguante y una estrella plateada.

Fin del libro Tipilambi

Aquí continua el compendio.

Tipilambi
Capítulo I
Capítulo II
Capítulo III
Capítulo IV
Capítulo V

Acceso al Libro



Costa Rica es así



Evasiva Verdad



Comunicación Comercial



Voyageur



Lectorías
lectorias covers communication and educational materials produced by Eric Fco. Díaz Serrano. Correspond to two print indexes: Resources in Commnunication and Edutation; and Current Index students and Information; covering a broad spectrum of educationals subjects. These include free adult and vocational education, counseling, educational managements, languajes and reading and communication skills. ericdiazserrano@lectorias.com

Más Lectorías