De la semiología

El sitio lectorias.com/semiologia.html se refiere a que las personas nos comunicamos diariamente mediante el uso de la lengua, hablada y escrita; en forma similar lo hacemos también mediante gestos, incluso silencios.
Estos diversos códigos y lenguajes regulan las relaciones de tránsito, comerciales o interpersonales y, es la semiología la ciencia que estudia esos procesos de la comunicación humana.

La semiología estudia signos y símbolos, de manera tal que los gestos de una persona durante una conversación resultan de gran ayuda para comprender mejor lo que corresponda y aún para corroborar afirmaciones.

Para que nos informe sobre la dirección lectorias.com/semiologia.html enlazamos con uno de las personas participantes de este sitio:



Hola a todos... Exelente este enlace semiologia.html

Para dar una idea les narro un detalle del capítulo III del libro Tipilambi:

La mañana amaneció más temprano que de costumbre para Printemps que vio el angelus dar en su ventana y por función casi automática, se adentró en la ducha imaginando algunos tópicos de su audición programada para primera hora.

En realidad su pensamiento estaba dirigido a los alimentos que ordenaría mientras escuchara la exposición matinal, en donde atendería las señas faciales y toda otra que acostumbran a hacer las personas, cuando es obvio que entienden -o no- cuanto su percepción asegura en cada palabra que se escucha. Scámpolo se miró a sí mismo un tanto extrañado porque, vio en perspectiva como hacía menos de un segundo se encontraba hablando solo como en una bóveda y ahora asistía a un lugar que le parecía sumamente bello, y no por el paisaje sino más bien por lo sencillo de la decoración y porque se sentía algo así como.. ¡ Si, eso era ! Desarrollo.

Lo constató porque vió que Printemps poseía dones natos, como su habilidad de penetración en el lenguaje que va más allá de las palabras, y que el escucha distingue por las entonaciones y sus variables que hace el interlocutor, sin que ésto impida a Printemps deparar cuanto hay en la mesa (sus finas manos recorren los platillos sin interrumpir), hacer gestos o señalar para que sus compañeros pongan al alcance de su mano las viandas algo lejanas, (Scámpolo le cedió una cuchara) y sin perderse detalles, sus ojos van resplandeciendo cada vez más, a manera que va saboreando y diciendo ¡ajá!, ¡ujúm!, y en fin, todas aquellas señales que permiten a los otros fluir su mensaje, y a ella, disfrutar al máximo cada instante que vive.



Desde la comunidad de lectorias.com en internet con su biblioteca virtual gratuita, las noticias que más interesan al empresario, profesional, profesor o estudiante y, en general, a quienes deseen adentrarse en el mundo de las ciencias de la comunicación.

Para asesoría en comunicación y medios navegue por lectorias.com con el patrocinio de nuestros auspiciadores que respaldan el arte poética.

Venimos con más nuevas en el siguiente enlace:

Lectorías ---