A quien escuche...

La habilidad de escuchar es un tema del libro Comunicación Conercial accesible en lectorias.com/escuchar.html

Dice que, escuchar requiere concentración. Penetración en el lenguaje que va más allá de las palabras y que el escucha distingue por las entonaciones y variables del interlocutor.

Huelga decir del buen juicio para saber cómo actuar, especialmente ante expresiones étnicas o sexuales.

El escucha asiduo, da por un hecho que todas las personas dicen algo de importancia para él, mientras adjudica y devela los grados de importancia.

Es de comunicadores ofrecer facilidades de comprensión para el que habla (como señales de tránsito que se ofrecen al conductor) con expresiones como ¡ Ajá ! ¡ Entiendo ! ¡ Claro ! ¡ Por supuesto !

Repetir el mensaje para que viva una y otra vez es lo usual en los comerciales de la televisión. También en mensajes de inducción que las empresas hacen para sus empleados, vendedores y público en general.

El escucha asiduo no se pierde las expresiones faciales, tono de voz, contacto visual, movimiento de manos y toda ayuda semiólogica en la transmisión de información. Si no está conciente de esta comunicación, podrá perder mensajes que a veces son opuestos a los expresados con palabras.

Desde la comunidad de lectorias.com en internet con su biblioteca virtual gratuita, las noticias que más interesan al empresario, profesional, profesor o estudiante y, en general, a quienes deseen adentrarse en el mundo de las ciencias de la comunicación.

Para asesoría en comunicación y medios navegue por lectorias.com con el patrocinio de nuestros auspiciadores que respaldan el arte poética.

Venimos con más nuevas en el siguiente enlace:

Lectorías ---