Enlace con Hannia Hoffmann

De Tibás

Hola. Cordial bienvenida a la comunidad de lectorias.com en internet con su biblioteca virtual gratuita. Aquí las noticias que más interesan al empresario, profesional, profesor o estudiante y, en general, a quienes deseen adentrarse en el mundo de las ciencias de la comunicación.

En lectorias.com enlace tibas.html, leemos:

Tibatsí fue el nombre con que los indígenas conocieron este lugar, al Cerro Tibás y al río afluente del Río Virilla (ni el cerro ni el río pertenecen al territorio actual del cantón).

Ti en la voz nahua significa agua; Ba-tsí es unión de monosílabos que pueden interpretarse como agradable por estar abrigado o encubierto.

En tiempos de Braulio Carrillo Colina, presidente de la república a principios del siglo XIX, se hizo el trazo de lo que sería la nueva capital. Al ser derrocado por Francisco Morazán, sólo quedó el trazado de las calles y la distribución clásica colonial; plaza, después la cancha de futbol rodeada de frondosos higuerones y que es hoy el mismo lugar en donde se asienta el parque, sin higuerones claro; al frente iglesia y los terrenos municipales.

A mediados del siglo XX, Tibás era una muy pequeña población alrededor de la plaza. Esta plaza estaba totalmente rodeada de hermosos árboles higuerones y su uso dominical era el fútbol. El sol se hacía presente sólo en la media cancha mientras los espectadores veían el partido a la sombra fresca de aquellos inmensos árboles.

En la colonia se conoció como San Juan del Murciélago o Valle del Murciélago.

Las fiestas patronales de Tibás se realizan en el mes de julio. Juegos de pólvora, venta de comidas típicas, algodón de azúcar y churros, son algunas de las actividades que caracterizan a estas fiestas.

Las mascaradas de payasos salen al mediodía entre bombetas y la algarabía del bombo, los platillos e instrumentos de viento de la banda cimarrona que agrupa a unos cinco músicos.

Las figuras de los payasos que participan en estos festejos, son muestra de la intercultura de los poblados costarricenses. Entre ellas, la Giganta, que es una señora muy alta vestida con una larga enagua de flores, una blusa rosada de manga larga y un exagerado maquillaje, pelo negro y corto y aretes excesivamente largos. Su cuerpo está hecho de trapo y su cabeza de yeso. El gigante es el esposo de la giganta, usa sombrero, camisa larga y pantalón. Y, por supuesto, no puede faltar entre esta figuras la conocida como el diablo, cuyo vestuario es rojo, al igual que su cara. Tiene dos cachos y una mirada y sonrisa que imita lo malévolo.

En su casa u o oficina o en el cafenet preferido continúe con esta lectura en lectorias.com y obsequie a familiares, amigos y favorecedores esta biblioteca virtual. Respáldese usted también en el arte poética. Si desea unirse al grupo de investigación llame al teléfono 240 6357.

Para asesoría en comunicación y medios navegue por lectorias.com con el patrocinio de nuestros auspiciadores que respaldan el arte poética.

Lectorías teléfono 240 6357