Eric Fco Díaz Serrano

Comunicación Comercial

Oratoria

No es fácil definirla.
Dos representantes de nuestra
civilización grecolatina la distinguen:
Facultad de encontrar todos los medios
de persuación sobre un tema (Aristóteles).
El arte de la persuación (Cicerón).
Agreguemos: Con elocuencia
y entendamos que en nuestro
tiempo la oratoria es una disertación
especial, con un fin especial,
en momento especial.
La idea de que es especial
es importante puesto que
la oratoria no es una
disertación ordinaria; puesto que,
las ideas se presentan
en forma original, clara, organizada,
lógica y estética, para producir
el efecto de elocuencia.

Además, por estar ligada a temas
interesantes, de importancia,
la oratoria se eleva sobre el nivel común
en el efecto emotivo que causa en el escucha.

La finalidad es convencer.
Instar al público a actuar mediante
el esfuerzo creador, por medio del cual
se aclaran, ennoblecen
y se dramatizan las ideas.

La noble de las artes, según grecolatinos,
la oratoria es la aristócrata entre
todas las formas de hablar en público.

Lo mejor de la expresión oral
se viste con lo mejor del idioma
y en lo mayor de la naturaleza humana.
Va más allá de simples hechos y detalles,
dirigiéndose al alma y conciencia humanas
para motivar a seres socialmente dinámicos.

La oratoria es convicción profunda.
No proclamación a gritos
ni habladas de paja -diría El Quijote-.

El orador ayuda al oyente a definirse;
a verse claramente dentro del contexto
del mundo en que va.

La oratoria genera interés
y participación en la vida.
Enriquece la existencia individual,
familiar, social y mundial de la que todos
somos parte integral.

La habilidad de escuchar.

Escuchar requiere concentración.
Penetración en el lenguaje
que va más allá de las palabras
y que el escucha distingue
por las entonaciones
y variables del interlocutor.

Huelga decir del buen juicio
para saber cómo actuar, especialmente
ante expresiones étnicas o sexuales.

El escuchador asiduo, da por un hecho
que todas las personas dicen algo
de importancia para él (por la boca
muere el pez), mientras adjudica y devela
los grados de importancia.
Es de comunicadores ofrecer facilidades
de comprensión para el que habla
(como señales de tránsito que
se ofrecen al conductor) con expresiones
ajá, entiendo, claro, por supuesto,
o similares según argot. "Mencione
cualquier arandela para saber si estamos
hablando de lo mismo" dijo el actor
que representaba a un mecánico.

Repetir el mensaje para que viva
una y otra vez es lo usual
en los comerciales de la televisión.
También en los VHS de inducción que
las empresas hacen para sus empleados,
vendedores y público en general.

El escuchador asiduo no se pierde
las expresiones faciales, tono de voz,
contacto visual, movimiento de manos
y de toda ayuda semiótica en la transmisión
de información. Si no está conciente
de esta comunicación, podría perder
mensajes que a veces son opuestos
a los expresados con palabras.

Lectorías

Locución
Arte de conversar
Arte de preguntar
En la entrevista
Discurso imprevisto
interrelaciones
Sesión de ideas
Ventas
Negociación
Administración Financiera
Administrar personal
Cuando decir no
Desarrollo Individual
Etiqueta
Desarrollo profesional
Oratoria
Habilidad de escuchar
Comunicación



Comunicación
Comercial


El Jardín
del silencio


Reflejos
virtuales


Ensueño


Tipilambi


Trovas


Evasiva Verdad


Más lectorias


Lectorías
lectorias
covers communication and educational materials produced by Eric Fco. Díaz Serrano. Correspond to two print indexes: Resources in Commnunication and Edutation; and Current Index students and Information.
ERIC FCO. DIAZ PRODUCE covering a broad spectrum of educationals subjects. These include free adult and vocational education, counseling, educational managements, languajes and reading and communication skills.

ericdiaz@racsa.co.cr

<<< Depando al voyageur, con los niños en viaje interestelar para alcanzar al voyageur, en ruta existen reminiscencias de la Magna Grecia
Costa Rica es así: Fotografía de indígena y colonial.