ericdiaz produce
Lectorías

El homus erectus

El homus erectus

Con una data de hace 1,8 millones de años, "El Homo erectus emigra de Africa, la cuna de la humanidad, y en su emigración llega hasta China y Java. Por este tiempo presenta características de 850 a 1.100 c.c. en su a capacidad craneal, mandíbula robusta y laringe baja lo que significa comportamiento comunicativo de inicio de lo que posteriormente sería el pre-lenguaje. Muestra bipedismo total con una estatura promedio de 1,80 metros.

De rasgos mixtos viene a ser el Homo sapiens arcaico da pie a la teoría darwinista sobre la evolución y 1860, en Oxford,

T. H. Huxley se enfrenta al arzobispo Wilberforce diciendo no sentirse avergonzado por que el humano descienda del mono a la vez que se sustentaba la tesis de que la cuna de la humanidad era asiática pues el médico holandés, E. Dubois encontró en Java un cráneo que pertenecía a la especie del Homo sapiens sapiens. La medicina china producía medicamentos de restos de fósiles triturados o bien como amuletos, así en una farmacia de Pekín se encontró en Zhoukoudian y tras el hallazgo de otro molar humano se dió la denominación Sinanthropus pekinensis también cnocido como hombre chino de Pekín y en 1937 se encontró un grupo humano de unos 40 individuos, adultos e infantiles mientras nuevos hallazgos en Java denominados Modjokerto y Sangiran cuando el 12 de diciembre de 1941 se produce el ataque japonés de Pearl Harbour en que desaparece un cráneo que se encontraba en uno de los barcos que guardaba unos fósiles. Afortunadamente se habían realizado con anterioridad unos moldes de este cráneo que permitieron detallar su pertenencia al género Homo.

El Homo erectus está asociado con industria lítica principalmente en el complejo Achelense. Su diversidad de fósiles muestra gran variabilidad en su morfología craneal y capacidad endocraneal entre los 850 y los 1.100 centímetros cúbicos. De cara corta, masiva y anch; mandíbula robusta y ausencia del mentón o barbilla y ofrece en el orificio nasal su nariz más proyectada. La dentición es intermedia entre el hombre moderno y el Homo habilis pero se diferencia de éste por la posición de la laringe baja, lo que propicia una modulación asociada a pre-lenguaje. Su pelvis refiere a la del hombre moderno pero un tanto más robusta, y en su fémur marcas que denotan inserción muscular, lo que significa un cuerpo fuerte y bípedo como el humano actual. Su clasificación dentro de los Homo sapiens se divide en Homo sapiens arcaicos, presapiens, Homo erectus, anteneandertales y preneandertales.

"El Homo sapiens data entre 500.000 y 200.000 años según sus restos encontrados en Africa, China, la India y Europa muestran diversas ramas según sus diferentes momentos evolutivos."

Los anteneandertales europeos tienen caracteres arcaicos que no aprecen en el neandertal que posee mayor anchura del cráneo en la región parietal.
"El hombre de Neandertal es una subespecie del Homo sapiens con una data entre los 100.000 y 35.000 años y capacidad craneana de entre 1.465 a 1.625 cm3 con estatura de 1,65 metros; cara grande y cráneo largo y ancho.
Neandertal es un sapiens arcaico muy específico. En Europa Occidental tres esqueletos adultos (Chapelle aux Saints, La Ferrassie y La Quina) y seis cráneos no poseen parte de la base occipital lo que significa aún desconocimiento en esta región del cráneo.

Otra situación clásica es que en el Homo erectus la anchura máxima está cerca de la base del cráneo mientras que en el neandertal y en el Homo sapiens la anchura máxima está en la región parietal.

El frontal del neandertal es de altura reducida con anchura semejante al hombre moderno. La cara del neandertal es grande dada la baja altura del frontal. De mandíbula espesas y robustas la parte anterior plana mientras que en el hombre moderno es parabólica. Como rasgo distintivo no presenta en el mentón las características del Homo sapiens sapiens. La dentición es un poco más grande que en el hombre moderno. Los dientes incisivos del maxilar superior y la mandíbula cierran en forma paralela a modo de tenazas mientras que los nuestros se yuxtaponen los superiores con los inferiores como tijeras.

Las vértebras cervicales son más espesas y pegadas por lo que tiene postura ligeramente inclinada de su cuerpo hacia adelante con brazos robustos y musculatura fuerte. Su pubis presenta una apertura del canal más grande que en el hombre moderno y posiblemente los bebés nacían mejor adaptados que en el caso de los modernos.

Esto hace que asociemos el Período Paleolítico Superior con el hombre moderno, y el Paleolítico Medio con el hombre de neandertal en Europa.

No obstante, la aparición del Homo sapiens sapiens denominado también humano y hombre moderno aún no está del todo clara.

El homo sapiens sapiens

Aún no está del todo claro lo acontecido entre los 500.000 años de la evolución de la morfología del Homo erectus que conocemos plenamente y la de los últimos 40.000 años en que aparece el hombre moderno.

La genética deriva al humano actual a partir del ADN mitocondrial que transmitió una mutación entre los pobladores de una pequeña población que se sitúa en Sudáfrica hace aproximadamente 40000 años. Esto se conoce como la teoría de la Eva africana.

No obstante los sapiens arcaicos en Asia y Africa reflejan ciertos caracteres antiguos que ya eran propios en el Homo erectus lo que implica el origen africano por continuidad de rasgos y luego por migraciones que se distribuyen por Asia, en primer lugar, y luego el resto del globo en donde el humano moderno aparece separadamente en distintas partes del globo, lo que indica un su origen multirregional a partir del Homo sapiens arcaico.

El fósil del humano moderno se denomina como el hombre de Cro-Magnon, que posee las características del hombre actual y que mantiene el origen de las razas humanas desde muy temprano Entre las reconstrucciones de Grimaldi, todos quedan dentro de una variabilidad de poblaciones e individualidades y también, todos, se mantienen dentro de las calidades subespecie Homo sapiens sapiens.

Homínidos, Cuaternario y Lenguaje. Prensa. lectorías. ericdiaz@lectorias.com