Taller Literario Hannia Hoffmann
Eric Fco.Díaz PRODUCE
Lectorías

Evasiva verdad. Filosofía de la producción: Aporte a las ciencias de la comunicación.


Mesopotamia
Egipto
China
Fenicios
Grecia

De la escritura:

La escritura, memoria de la humanidad.

Por asombroso que esto parezca, parece que las escrituras indias tuvieron los mismos orígenes que nuestro alfabeto.

Desde el siglo III AC, existen en la Península India dos escrituras principales: la escritura llamada kharosti y la escritura brahmi, a las cuales se debe agregar muchas variantes, que transcriben la multitud de lenguas habladas en este inmenso país.

La escritura brahmi está en el origen de la escritura devangari, con la cual se escribe la lengua sagrada de una gran parte de la India, el sánscrito, así como una de las lenguas más corrientes, el hindi. Pero la escritura brahmi, totalmente alfabética, tiene consonantes y vocales y constituyen avatares del alfabeto fenicio.

Es cierto que la India, y particularmente el Valle del Indo, era un sitio de paso, de comercio entre los pueblos del Mediterráneo Oriental y los habitantes de la Península. estos últimos tuvieron nuemerosos contactos con Arabia, las costas Fenicias y también Grecia.

Hubo también, se sabe, la prodigiosa expedición que condujo Alejandro el Grande sobre las orillas del Indo en 326 AC. En fin, no se debe olvidar que las lenguas de la India, el sánscrito en particular, pertenecen a la familia indo-europea ! Estos son dos elementos apoyan la tesis de un origen común.

Cuatro siglos antes de nuesta era, los hindúes eran ya notables gramáticos.

Panini, un hindú nacido en Salatura, considerado como el primer gramático lingüista, supo «describir» desde el siglo IV antes de Cristo, el funcionamiento preciso de las consonantes y de las vocales de lengua de los dioses, el sánscrito . Lo que explica en parte el hecho de que las escrituras hindúes son integramente alfabéticas y revelan una fonética muy estructurada.

Las lenguas mayores de la India, que se leen de derecha a izquierda, comportan una vocal principal, la A. Ellas se organizan, para la mayor parte, alrededor de una «potencia», especie de gran barra horizontal que relaciona las letras entre ellas, por encima de una línea imaginaria. Esta grafía particular les confiere una notable belleza plástica.

Basados en el modelo de escritura de la India, se constituyeron, según procedimientos complicados, las escrituras actualmente en uso en el Tíbet y en numerosos países del Sud-este asiático: Laos, Tailandia, Kampuchea [Camboya] o Birmania.

La de Vietnam ocupa sitio aparte: a través de todo el país dominan los caracteres latinos introducidos, en los siglos xvii y xviii, por los jesuitas portugueses que encontraron más fácil evangelizar esas poblaciones, cuyas escrituras diferían del norte al sur, si todas podían leer los mismos caracteres. Ellos inventaron entonces una transcripción del vietnamita, la escritura «chu'quôc-ngu» o más simplemente «quôc-ngu» , expresión que significa «caracteres del lenguaje del país».

Como las letras latinas daban mal las pronunciaciones del vietnamita, se agrega una cantidad de puntos y de acentos, es decir, signos «diacríticos».

Contrariamente a lo que pensamos, la escritura no es la cosa más compartida del mundo.

Al inicio de nuestra era existen, entondes, un poco por todo en el mundo sistemas de escritura. ¡ Un poco por todas partes... pero no en todas partes ! Queda aún hoy numerosas regiones del mundo donde no se conoce la escritura: si los lingüistas han enumerado aproximadamente tres mil lenguas distintas sobre la tierra, están de acuerdo en no contar más que apenas mas de una centena que se escriben. Y es necesario recordar también que uno de cada dos seres humanos de más de veinte años no conoce o conoce mal o del todo desconoce el uso de la escritura de su propia lengua. Aquí continúa.

Más Lectorías en la Página Literaria. Nuevas: ericdiaz@sol.racsa.co.cr