Taller Literario Hannia Hoffmann
Eric Fco.Díaz PRODUCE
Lectorías

Evasiva verdad. Filosofía de la producción: Aporte a las ciencias de la comunicación.


Mesopotamia
Egipto
China

De la escritura:

La escritura, memoria de la humanidad.

La revolución del alfabeto

Hace unos 3000 años (Mil años antes de Cristo), se produjo una verdadera revolución: la invención del alfabeto. No se trata de un solo acto de teatro, sino de una larga historia. En el origen, los Fenicios, quienes se posaban entonces sobre las riberas occidentales del Mediterráneo, en Africa del norte, al sur de España, en Sicilia, en Cerdeña, en Chipre y aún en la Grecia y la Italia.

La escritura cuneiforme, los jeroglíficos o los caracteres chinos tienen todos en común: que sirven para transcribir sea palabras, sea sílabas. Saber leer y escribir, en esos sistemas, es pues conocer un gran número de signos o de caracteres.

Muy distinto es el funcionamiento del alfabeto, que permite, en principio, con una treintena de signos, escribir de todo. esto nos parece, evidementemente, simple, y las veintiseis letras de nuestro alfabeto, por ejemplo, no traducen todos los sonidos... Pero de todas maneras, veintiseis letras son menos que los mil caracteres que debe registrar el chino, o centenas de jeroglíficos del egipcio,y aún menos que los seiscientos signos cuneiformes del alumno escriba de Mesopotamia.

Por esta razón, algunos piensan que la aparición del alfabeto marca verdaderamente un hito en la democratización del saber.

El primer modelo de alfabeto, el de los Fenicios, ignora las vocales.

Los griegos estaban provistos hace 4000 años (en el segundo milenio antes de Cristo), de un sistema de escritura que, cerca de hace 3100 desapareció cuando su cultura fue destruida por las invasiones dóricas. Mas, tres o cuatro siglos más tarde, la escritura fenicia se expandió en grecia.

Pero hoy sabemos que en el devenir de los siglos estos, signos que expandieron los fenicios provienen de un desenvolviminento intelectual que se gestó en el tiempo y cuyos representantes son egipcios, babilónicos, Sumerios, y desde luego los mismos griegos de la Magna Grecia. Debe añadirse a estos a los mismos fenicios, que en su trajín de comerciar fueron el medio para la simplificación, tanto en su contabilidad como en su dichos, decires y diretes.
Así que este alfabeto nuestro proviene de transformaciones sucesivas de ciertos signos cuneiformes, o más probablemnte todavía, de la escritura demótica del antiguo Egipto.
De lo que se está seguro, es que el alfabeto fenicio no comporta más que consonantes, es decir, en sentido propio, los sonidos o fonemas que sólo tienen existencia en la lengua hablada cuando «suenan», dicho de otra manera se hacen escuchar con las vocales. O, lo propio de las lenguas semíticas, como el hebreo o el árabe, que es no tener más que muy pocas vocales.

Los Fenicios, que eran sobre todo mercaderes y navegantes, comerciaban con todos los pueblos del tour del mediterráneo oriental, es en ocasión de esas transacciones que dieron a conocer su alfabeto en esa parte del mundo.

Dos nuevos alfabetos ven el día. Están justo en el máximo nivel de popularidad para acompañar en la redacción del Antiguo Testamento.Aquí continúa.

Más Lectorías en la Página Literaria. Nuevas: ericdiaz@sol.racsa.co.cr