Eric Fco. Díaz Serrano

Comunicación Comercial

Cuándo decir no


Asumir la obligación de prestar un servicio
a una causa meritoria puede resultar
una experiencia maravillosa y satisfactoria,
siempre y cuando sea algo que uno desea
y tenga el tiempo y la capacidad para hacerlo.

Algunas veces decir "no" es penoso,
máxime cuando, sinceramente, le mueve a uno
algo en pro un interés social.

Si lo que hay que hacer parece interesante
aún así es menester no comprometerse de inmediato;
es mejor formular las interrogantes del caso
para asegurarse si, en lo que se va a comprometer
es posible realizarlo.

Lo mejor es indagar...
Pueden existir conflictos de intereses e igualmente
decisivo es que usted prevea si puede aportar
de su tiempo para hacerse cargo, independientemente
de que usted pueda agregar a su interés propio
un estusiasmo genuino o fuerte convicción.
Piense que su interés podría decrecer y hasta
perjudicar a otros sin que ello fuera su propósito.

En estos casos, -y en similares, el anterior
es sólo un ejemplo- es mejor "decir no" antes de actuar.

Prevalecer en la idea de que por ver una estrella
pase desapercibido el posible escollo
que se encuentre a sus pies.







Locución
Arte de conversar
Arte de preguntar
En la entrevista
Discurso imprevisto
interrelaciones
Sesión de ideas
Ventas
Negociación
Administración Financiera
Administrar personal
Cuando decir no
Desarrollo Individual
Etiqueta
Desarrollo profesional
Oratoria
Habilidad de escuchar
Comunicación