Lectorías

Producción 9 logos. Conferencia sobre el prólogo del libro
Evasiva verdad de Eric Díaz Serrano.

........


La producción de redacción comercial y documental
según el sistema de los 9 logos

PARTIENDO DE CERO, IMAGINAMOS:

A la izquierda tenemos a un cocinero:
el va a producir un arroz

A la derecha hay una imprenta con su imprentero
-oficio que en la actualidad llamamos prensista-
que va a producir un libro.

A mi derecha un staff-videofilm está por
iniciar la filmación de un comercial para la televisión;
videofilm entrelaza cine y video con acabado collage.

Aquí a mi izquierda audiofonistas y locutores están listos
para proceder a la producción de un programa para radio.

PRIMERO:

Atención cocinero: ¿ cuál es tu tesis ?
voy a hacer un arroz

Atención prensista: ¿ cuál es su tesis ?
Voy a imprimir un libro.

Atención videocineastas: ¿ cuál es su tesis ?
vamos a producir un comercialpara la tv.

Atención audiofonistas: ¿ cuál es su tesis ?
Vamos a hacer un programa de radio.

SEGUNDO:

Pues bien, entonces a manera de antitesis digan de lo que disponen para
conseguir su propósito...

pues -dice el cocinero- tengo el arroz, las cacerolas, las especias,
utensilios culinarios, electrodomésticos y energía eléctrica.

Dice el prensista que tiene la imprenta, la tinta, el papel,
las planchas, compaginadora y guillotina.

Y los videocineastas dicen tener a su alcance cámaras, luces,
guiones, actores, iluminotécnicos, camarógrafos,
actores, modelos, claquetista, claqueta etc.

Los audiofonistas sólo esperan la orden para encender
el equipo del estudio en donde están locutores con sus guiones
y, bueno...

TERCERO:

entonces en síntesis parece que todo está listo... pero,
por favor, ninguno haga nada. sea no muevan un dedo...
la producción aún no puede empezar.
Hasta este momento estamos aún en la fase
de pre-producción y todavía nos hacen falta dos pasos.

Porque tenemos tesis, antítesis y síntesis...
nos falta el análisis y el beneficio de la duda.

Es algo así -como en el libro Evasiva Verdad- tenemos a
Sócrates, Platón y Aristóteles; mayéutica, dialéctica y lógica pero nos
falta Tomás de Aquino y René Descartes.


CUARTO:

Por lo tanto cocinero, prensista, videocineastas
y audiofonistas es necesario proceder a analizar
que todo lo que anteriormente han dicho poseer sea analizado
una otra vez...

Sea, que el cocinero revise la receta de su arroz, cacerolas, especias,
utensilios culinarios, y demás yervas aromáticas.
Que el prensista repase los componentes que tiene la imprenta, la tinta,
el papel, las planchas, compaginadora y guillotina.
Que los videocineastas revisen que nada falte a sus cámaras, luces, guiones,
iluminotécnicos, camarógrafos, actores, modelos,
y que la claqueta funcione. Lo mismo con los audiofonistas
en relación con su estudio, locutores y guiones.

Bueno mira -dice el prensista- ya lo tengo todo analizado,
lo mismo dicen videocineastas, los audiofonistas y el cocinero que además
pregunta que si puede encender la cocina, el microondas y el abrelatas ?
Pues no, aún no puedes abrir el espacio. Y no lo podemos hacer porque aún
falta el beneficio de la duda. Es decir el quinto paso, aquel que nos va a
hacer dudar de todo, hasta de nostros mismos...

QUINTO:

Evasiva Verdad nos recuerda en la quinta pauta,
la de René Descartes que dice:
Hice de la duda un método.

Es aquí donde debemos observar cómo vamos a movernos dentro del binomio
espacio-tiempo para calcular
con mayor precisión el tiempo y la materialización
de nuestro quehacer

Pues yo -dice entonces el cocinero-
con el beneficio que me otorga la duda,
he vuelto a repasar mis pasos, he reandado en mi tesis
de querer hacer un arroz, de cuanto necesito para lograrlo,
en síntesis sé
que lo tengo; y ahora estoy aún más seguro
de mi propuesta pues lo he analizado bien, no tengo duda
alguna en cuanto al espacio, tiempo y
materialización de mi quehacer, estoy tan seguro que,
si desean me filman porque este arroz lo cocino
y está listo en 5 minutos para que usted lo
pruebe, de seguro quedará delicioso.

Vaya que bien -dice el prensista- lo mismo digo...
Esta imprenta tira 1000 copias por segundo y tomando
en cuenta el número de ejemplares que debo sacar pues,
estará hasta empacado en sólo 6 horas sin duda alguna.

Pues nosotros -dicen los audiofonistas- sin lugar a dudas
el programa que vamos a producir tiene una duración
de 5 minutos y en 5 minutos y un segundo usted podrá
escucharlo sin postproducción, lo nuestro
viene corrido como si fuera en vivo y lo hemos ensayado
hasta la saciedad.

En el caso nuestro -dicen los videocineastas-
consideramos que al filo de las seis de la tarde estaremos
yéndonos a casa después de una dura jornada
de cuatro horas poco más o menos.
Estamos listos a la orden de: luces, cámara, acción...
Pues entonces profesionales, tras la tesis, antitesis,
síntesis, análisis y despejadas las dudas entremos
de lleno al binomio espacio-tiempo.

SEXTO:

Y el cocinero toma su primer trasto con lo abre de
inmediato su espacio al encendido de sus aparatos,
el prensista acciona ON en su máquina imprentera
en similar manera que audiofonistas y videocineastas
tras la orden de:
luces-cámara-acción invitamos a la lectura del paso
seis del libro Evasiva Verdad para encontrarnos con Leibnitz,
el descubridor del cálculo infinitecimal quien
nos da entender que:

Cada uno de nosotros se encuentra en la vida, en cada micra
de segundo de su existencia, en punto de tangencia

Recordemos que la tangente es aquella línea imaginaria
quetoca "solo un punto" de la circunferencia,
precisamente el mismo punto extremo del radio
de esa misma circunferemcia.
Lo importante es en este punto, darnos cuenta
qué es lo que nos anima, segundo a segundo,
a irnos por la tengente, o por el radio
para llegar hasta el propio centro del círculo
o si por el contrario, nos quedamos orbitando
en nuestra existencia.

Porque veamos que hay un punto en que el cocinero
debe quedarse a la espera del cocimiento de su arroz
pero no puede descuidarse por no correr el riesgo
de quemar su arroz; siempre se materializaría
pero no en su provecho. Es como si se quedase
"orbitando" alrededor del arroz, en vigilia, despierto,
con todos sus sentidos en órbita.

En el caso de los audiofonistas han tomado el punto
que los dirige directamente al centro del círculo.
Recordemos que vienen "navegando" en directo
durante los cinco minutos de locución.

Por su parte los videocineastas han tomado la tangente
y se han lanzado a un espacio exterior brincando
de una órbita a otra; por un lado el mundo de los actores,
por otro el de los iluminadores y en forma colateral
adjunta el de los videotécnicos y
los
cineastas propiamente dichos; y todos dentro de un formato
que copilotan productor y director
y cada uno navegando su guión.

Alguno podría decir que el trabajo producción-dirección
es como el del cocinero con sus ingredientes pero no.
Porque los ingredientes del cocinero no se mueven "per se".
El los mueve. Sea si los pone a su derecha de ahí nadie
los mueve. Son objetos, no son humanos. Lo más dificil
es tratar con elemento humano, es el que más ganancias
deja si se sabe cómo manejarlo, sea, tratarlo.

Podría decirse que el trabajo del cocinero
se parece un poco al del prensista,
mas el prensista no orbita, va directo
como en el caso de los audiofonistas.

Bueno, todo esto es muy relativo diría Einstein. Pero nos
vamos a valer de este punto de tangencia para demostrar
que aunque todos están en labor de producción,
todos estos profesionales mueven su punto de tangencia
en forma diferente, no improvisada, sino severamente
planificada y esa planificación fue dada en los primeros
pasos, sean tesis, antitesis, síntesis, análisis y dubitación.

Ahora, en este binomio espacio-tiempo agradecemos a Leibnitz
su participación y solicitamos muy amablemente la presencia
de Kant, tal como nos lo muestra el libro Evasiva Verdad.

SEPTIMO:

Para Kant el tiempo significa, moral.
Y esto porque la moral cambia de tiempo en tiempo
y de lugar en lugar.

Personalmente me agrada el huevo sin sal; hay dichos populares
que dicen que tal cosa o tal otra es más simple que "un
huevo sin sal" y a muchos nos agradan las papas fritas
saladitas y, en fin, independientemente de lo que opine
cada quien, lo mejor es producir con vista a lo que más
agrade al cliente, a fin de cuentas él es "el amo del lugar".
No hacerle a otros lo que no me agradaría
me hicieran a mí es lo que podíamos sintetizar
en un sólo plumazo el pensamiento moral de Kant.

Así entonces profesionamente haremos y produciremos
en función del denominado destinatario.

Pero bueno, atención, olvidémonos por un monento de los
videocineastas y del prensista porque, de seguro cumplirán
su cometido exitosamente, y pongamos nuestra mira
en el cocinero y los audiofonistas que están
a punto de materializar su producción.

Oh, vaya... estamos alcanzando el punto de regocijo.
la materialización del esfuerzo.

OCTAVO:

Marx y Engels nos dirían la producción
la queremos para consumirla, regalarla o venderla.

Es este paso de materialización de sumo cuidado pues,
si el cociero se descuidara podría hechar a perder
el alimento, siempre se materializaría
pero no en su beneficio
ni en el de sus comensales.
Entendemos que la materialización deseada
es aquella que sea para nuestro provecho, para nuestro beneficio.

NOVENO:

García Morente nos diría que la vida es un quehacer...
Que vivir en el mundo es vivir ocupado,
en esto, en lo otro. Encontrarme en la vida
que siéndome dada la tengo que hacer...
en mi diario quehacer

Y como caracterizando a un productor digo
que se busca ese quehacer con visión lejana,
al pie, al par y al detalle..

Lejana porque cuando cada quien pensó en su tesis
la realización implicaba espacio-tiempo,
que significa inversión económica y cualquier error
perjudica a la bolsa de cada quien.

Al pie, porque sin siquiera haber encendido el microondas
la planificación estuvo dada en la pre-producción,
cuando vimos la antitesis, la síntesis, el análisis
y cuando fuimos afortunados con el beneficio de la duda.

Al par, porque la realización se fue haciendo gracias
a la seguridad proporcionada por esta primera mitad
que a su vez se realizó pensando en la segunda mitad.

Y al detalle porque, cada uno de los pasos los hicimos
siguiendo un sistema de producción que ofrece resultados
estables cuya concentración nos proporciona el hecho
de producir bien, el de la forma profesional
de quien PRODUCE.

VOLVEMOS AL CERO;
10, PRIMER NUMERO COMPUESTO.

Einstein nos dice que la línea recta
no está fuera del punto.
Porque un punto, por pequeño que sea
es una circunferencia,
el radio de la misma es la línea recta.
El tamaño de la producción que usted desee hacer
es proporcional al tamaño del punto
en que usted debe y pueda moverse.
Pero ya sea grande o pequeña la producción que usted
pretenda realizar, esté realizando o haya realizado
conlleva 9 pasos, a saber:

tesis, antitesis, síntesis, análisis, dubitación,
espacio, tiempo, materialización y el quehacer.

Para profundizar sobre este tema socrates, platón,
aristóteles nos hablan de mayéutica, dialéctica
y lógica en la temática ambivalente de tesis,
sintesis y síntesis;
Tomás de Aquino nos muestra su trabajo analítico
y René Descartes nos beneficia con su duda;
Leibnitz proporciona el concepto espacio,
Kant tiempo y moral, Marx y Engels la materialización
y Einstein la relatividad de sendos universos
en el libro Evasiva Verdad.

Ahora repasemos: si mi tesis es voy a hacer un arroz,
es antítesis cuanto necesite para lograrlo.
Si lo tengo todo eso es en síntesis, debo analizar
cada detalle y eliminando dudas crear mi propio espacio
y a través de mi esfuerzo en el tiempo materializar
cuanto me propuse hacer en mi diario quehacer.

Si partimos de esta premisa, sea, que las personas
que producen profesionalmente lo hacen
siguiendo estos 9 pasos
(ya sea en forma conciente o inconciente)
tenemos entonces una via de comunicación establecida.
La producción escrita tiene su ley en la gramática
Es como tener un semáforo al que hay que ajustarse;
la ley exige un orden y los transeúntes
no pueden alegar desconocimiento de la ley
dado un convencionalismo universal establecido.
Una segunda premisa partiendo de esta anterior es que
quien produce lo hace para un usuario que conoce,
por lo tanto productor y usuario saben si el producto
es bueno, regular o malo (ajustadas sendas necesidades).

En síntesis concluimos en que tanto productor
como usuario deben tener conocimiento previo
sobre un producto en cuestión.
El productor produce pensando en el usuario
y el usuario le busca porque satisface su necesidad.

Obviamente podemos analizar entonces que si (productor
y usuario) saben de las ventajas y del alimento diario
o de un semáforo -por ejemplo- saben también sobre
las necesidades y ventajas de la escritura; por ser esta
la memoria de la humanidad.

Entonces, sin lugar a dudas, el mensaje escrito como producto humano,
como producción diaria, tiene también esas 9 pautas o reflejos que
en la producción de redacción denominamos "Los 9 logos".

Redacción: 9 logos.

"Voy para allá, saludos juan" fue este un tipo de mensaje
característico de los tiempos del telégrafo.

Quien recibe el mensaje tiene la decodificación, sea:

Tesis: juan viene para acá
Antitesis: medio de transporte acostumbrado
Sintesis: Juan estará aquí a tal hora
Análisis: a qué viene juan
Duda: Estaremos listos para recibirle ?
Espacio-tiempo: Juan ya está en camino
Materialización: Al momento en que llegue el bus
Que hacer: prepararse para recibirle

Ahora supongamos que quien recibe el mensaje no tenga
demandado, o bien, que no hay conocimiento previo o de causa,
o sin la respectiva decodificación, escribiríamos entonces muy específicamente:

Voy para tu casa en el bus de las 10, a las 12 mediodía
estaré llegando para que hablemos sobre el negocio.
Por favor estar listo para recibirme porque ya voy en camino,
justo para el almuerzo. Preparado para recibirme.

De esta manera se produce el demandado, hay conociminto previo
y de causa. Partiendo de este conocimiento, la redacción comercial
y la redacción por entretenimiento -o mezcla de ambas- puede darse
en forma eficaz si se es breve y sencillo.

En la comunicación comercial, una oferta por ejemplo,
hay 9 demandados básicos:

fecha de la oferta
Nombre de la empresa oferente
Atención a quien se dirige la oferta
Calidad del producto
tiempo de entrega
forma de pago
condiciones
fecha de vigencia de la oferta
Firma del oferente

En redacción por entretenimiento veamos cuantas cosas tenemos
por aquí: personas, mesas, sillas, videograbadora, pizarra,
hojas sueltas, libros, vestidos, café. Esos 9 logos son parte
representativa importante de lo que se diga o escriba sobre
nuestra actividad del día de hoy.
Pero antes de continuar es necesario recordar que este tema trae un seguimiento por internet y que la biblioteca virtual lectorias.com es el soporte de este seminario dadas las técnicas de redacción utilizadas en esta página especializada en ciencias de la comunicación. Veamos un resumen de los temas que pueden ser utilizados a manera de consulta para este tema que nos ocupa: Escritura, Poesía y Comunicación. Entendidos de técnicas y soporte via internet veamos entonces lo relacionado propiamente a lenguaje.

Aquí continúa, venga a lenguaje:

Más Lectorías